Los labios, centro de la mirada de muchas personas que generan sensualidad tanto para hombres como para mujeres pueden modificarse para resaltar aun más sus características.

En la mayoría de las ocasiones se busca aumentar su volumen, aunque también puede mejorarse el contorno de los mismos. Para conseguir estos objetivos puede emplearse la inyección de grasa extraída del mismo paciente o la aplicación de ácido hialurónico (un relleno absorbible, cuyo tiempo promedio de duración es de 8 meses a 1 año).

No se recomienda la aplicación de la llamada “silicona liquida” ni “biopolimeros”, ya que estas sustancias con el tiempo pueden generar deformidades muy difíciles de corregir.

Por lo anterior es muy importante consultar a un Especialista en Cirugía Plástica quien le informara que tipo de relleno es el más aconsejado de acuerdo con las características de cada paciente.