Los pacientes obesos que han sido intervenidos para disminuir de peso y en quienes se han realizado algún tipo de Cirugía Bariátrica, luego de dicha disminución en su peso corporal presentan exceso de piel en diferentes regiones corporales (Cuello, brazos, senos, abdomen, espalda y muslos) que pueden ser retirados con el fin de mejorar su contorno corporal y de esta manera su calidad de vida.

Como se mencionó anteriormente se puede retirar el exceso de piel del cuello, brazos, senos, abdomen, espalda y muslos; y de esta manera permitir que los pacientes puedan emplear una variedad de prendas de vestir que antes (cuando eran obesas) no podían lucir.

Esta diversidad de procedimientos se realiza en diferentes tiempos con el fin de tener tiempos de recuperación más cortos y disminuir el riesgo quirúrgico de dichas intervenciones.

Es muy importante tener en cuenta que los pacientes sometidos a cirugía bariátrica en los meses posteriores a este procedimiento presentan pérdida progresiva de peso con disminución de su índice de masa corporal y con la consecuente alteración de los niveles de proteínas y vitaminas; por esto debe esperarse una estabilización del peso y una adecuada suplencia de vitaminas, proteínas y otros nutrientes para programar los procedimientos de Cirugía Plástica que permitan retirar los excesos de piel y grasa como se mencionó anteriormente.