La Hiperhidrosis es un trastorno en el cual se produce una sudoración excesiva debido a un estímulo elevado de la secreción de las glándulas sudoríparas. Dicho estímulo no solamente es debido al ejercicio físico, sino que también se relaciona con ciertas condiciones psicológicas de “estrés” o “tensión” emocional de la vida diaria.

Esta sudoración excesiva puede ser generalizada o en ciertas regiones corporales: Axilas, Manos, Tórax, Abdomen, Pies, etc.

El manejo de este trastorno es complejo y por esto existen varias opciones de manejo, que van desde la aplicación de desodorantes anti-transpirantes medicados, hasta procedimientos quirúrgicos locales axilares para remover una proporción de glándulas sudoríparas, o procedimientos más complejos torácicos que permiten bloquear los nervios que estimulan dichas glándulas.

Dentro de las opciones ofrecidas por Cirujanos Plásticos se encuentran la utilización de Toxina Botulínica en las axilas y las manos, es un procedimiento que se realiza bajo anestesia local y es ambulatorio.

Otra opción de manejo es la remoción parcial de glándulas sudoríparas axilares a través de diferentes procedimientos quirúrgicos, que permiten mayor duración en el tiempo. Estos procedimientos pueden realizarse bajo anestesia local o general según lo considere el Cirujano, y se trata de procedimientos ambulatorios, con una recuperación relativamente rápida.