Existen diferentes tipos de procedimientos con el fin de mejorar las características del mentón según sea el caso.

Aumento: Puede realizarse colocando implantes (silicona, rellenos de ácido hialurónico) o realizando avances óseos.

Disminución: Generalmente se realiza retroceso del mentón fracturándolo y fijándolo por medio de elementos metálicos.